IMPORTANTE

El crecimiento personal es el proceso de mejorarte a ti mismo para crear la vida que quieras. El propósito de estas lecciones es empoderarte para crear esa vida.

Las lecciones se concentrarán principalmente en el crecimiento personal, pero también hablarán de las relaciones, la salud, las finanzas y la felicidad.

Mi sugerencia es leerlas en orden y reflexionar sobre las que encuentres más útiles.

Mucha suerte,
S

DECLARACIÓN

La información en estas lecciones es solo para fines informativos. Todas las lecciones son opiniones y no son consejos profesionales. Estás leyendo estas lecciones bajo tu propio riesgo y eres completamente responsable de tu vida.

Lección 1: Sé quien eres

¿Quién eres tú?

Tú eres la conciencia que nota y gobierna tanto tu mente como tu cuerpo. Mejor dicho, tu mente y tu cuerpo son los vehículos que tu conciencia maneja. Tu mente y tu cuerpo son parte de ti, pero no eres tú—tú eres el conductor.

Saber que tú eres el conductor de tu mente y tu cuerpo es tener verdadera libre voluntad. Es manejar tus pensamientos, palabras y acciones como elijas; no como lo demande tu mente o tu cuerpo. Es gobernarte a ti mismo y no ser gobernado por tus impulsos.

Identificarte con tu mente o tu cuerpo como quién eres es ser conducido por tus vehículos—es estar en piloto automático. Identificarte con externalidades como tu trabajo o tus títulos es ser conducido por la vida—es estar en el piloto automático de la vida.

Saber quién eres es tener el poder de elegir—es tener control sobre ti mismo, control sobre tu mente y tu cuerpo.

Saber quién eres es saber que eres tu propio creador—el Dios interno.

Estad quietos, y conoced que yo soy Dios. ― Salmos 46:10 (RV)

Hasta que no vuelvas consciente al inconsciente, dirigirá tu vida y lo llamarás destino. ― Carl Jung

Raramente nos damos cuenta, por ejemplo, de que nuestros pensamientos y emociones más privados no son en realidad los nuestros. Porque pensamos en términos de idiomas e imágenes que no inventamos, pero que nos fueron dados por nuestra sociedad. ― Alan W. Watts

Lección 2: Conócete a ti mismo

Conocerte a ti mismo significa ser consciente de tu persona actual; la persona o ego que haz creado hasta ahora en tu vida—tu historia.

Para ser consciente de tu persona actual, debes describirte a ti mismo. Debes descubrir lo que tu persona actual quiere, no quiere, cree; tienes que saber sobre su pasado, su presente, su futuro; saber sobre su cuerpo, sus cosas, etc.

Conocerse a uno mismo es un proceso interminable y siempre habrá más que aprender. Pero en cuanto más te conozcas, más podrás elegir conscientemente los pensamientos, palabras y acciones de la persona que quieras ser.

Cuanto más te conozcas, más podrás crear y recrear tu vida a tu voluntad.

Conocerse a sí mismo es el comienzo de toda la sabiduría. ― Aristóteles

Lección 3: Cultiva un ego saludable

Tu ego es la historia que haz creado sobre ti y el mundo.

El ego no es “bueno” o “malo” o algo que puedes destruir o evitar, es solo la herramienta que utilizamos para comprender y navegar la vida.

El ego es solo un problema cuando no eres consciente de él; cuando te identificas con tu mente (pensamientos, creencias, emociones), tu cuerpo, e incluso externalidades como tu trabajo, tu carro y tu dinero. Identificarte con el ego es ser conducido por él; es dejar que el ego decida tu vida por ti—es no tener verdadera libre voluntad.

Entonces, para cultivar un ego saludable debes ser consciente de que no eres tu mente o tu cuerpo, sino la conciencia que nota y gobierna sobre ellos. Ser consciente de tu ego es conducir tu ego; es decirle a tu ego de qué se trata tu vida—es tener verdadera libre voluntad.

En lugar de “luchar” contra tu ego, toma conciencia de él y crea la mejor versión de él, cultivando mejores pensamientos, palabras y acciones.

Tu ego es la puerta a la conciencia—la puerta a tu despertar. Tu amigo.

Cuando dejo ir de lo que soy, me convierto en lo que puedo ser. ― Lao Tzu

Lo que resistes no solo persiste, pero crece en tamaño. ― Carl Jung

La primera victoria y la mejor, es conquistarse a sí mismo. Ser conquistado por sí mismo es, entre todas las cosas, la más vergonzosa y vil. ― Platón

Nunca pertenezcas a una multitud; Nunca pertenezcas a una nación; Nunca pertenezcas a una religión; Nunca pertenezcas a una raza. Pertenece a toda la existencia. ¿Por qué limitarte a cosas pequeñas? Cuando todo está disponible. ― Osho

El ego es una herramienta. No lo separas. Es una herramienta para el espíritu. ― Ram Dass

Lección 4: Vive en el presente

Existe el pasado-presente, el presente-presente y el futuro-presente. Todo pasa por el presente, y es aquí y ahora donde tienes todo el poder para crear la vida que quieras.

El pasado puede ser útil para lecciones, el futuro para decisiones y planificación, pero es en el presente donde decides qué hacer con el pasado y qué crear para el futuro.

Vivir en el presente es vivir ahora; sentir tu mente, sentir tu cuerpo, sentir tu entorno; vivir en pensamientos, palabras y acciones presentes.

Todo sucede en el presente y todo llega a un fin. Lo importante no es cuánto tiempo duran las cosas, sino cuán significativas son mientras lo hacen.

El silencio es el lenguaje de Dios, todo lo demás es mala traducción. ― Rūmī

Vivimos en una cultura enteramente hipnotizada por la ilusión del tiempo, en la que el momento presente se siente nada más como una delgada línea infinitesimal entre un pasado causante todopoderoso y un futuro absorbentemente importante. No tenemos presente. Nuestra conciencia está casi completamente preocupada por la memoria y las expectativas. No nos damos cuenta de que nunca hubo, ni hay, ni habrá otra experiencia que el presente. Por lo tanto, estamos fuera de contacto con la realidad. Confundimos el mundo por como se habla, se describe y se mide con el mundo que realmente es. Estamos enfermos con la fascinación por herramientas útiles de nombres y números, de símbolos, signos, concepciones e ideas. ― Alan W. Watts

Porque nunca ha habido nada más que el presente, y si alguien no puede vivir ahí, no podrá vivir en ninguna parte. ― Alan W. Watts

Debes vivir en el presente, lanzarte en cada ola, encontrar tu eternidad en cada momento. ― Henry David Thoreau

Lección 5: Domínate a ti mismo

Dominarte a ti mismo significa dirigir tus pensamientos, palabras y acciones a tu voluntad. Es hacer lo que debes hacer, así tu mente o tu cuerpo no lo quieran.

Dominarte a ti mismo significa asumir completa responsabilidad por tu vida: tus relaciones, tu salud, tus finanzas, tu felicidad. Es saber qué el mundo no te debe nada; saber qué nadie viene a salvarte; y saber qué lo que quieres debe ser merecido.

Dominarte a ti mismo significa disciplinarte; disciplinar tu mente y tu cuerpo—con el fin de ser verdaderamente libre.

A través de la disciplina viene la libertad. ― Aristóteles

Con la autodisciplina casi todo es posible. ― Theodore Roosevelt

Lección 6: Concentrate primero en ti mismo

El mayor impacto que puedes tener en la vida de los demás es a través de tu propia vida. Cuanto más te mejoras, más puedes mejorar la vida de los demás, tanto a través de tu trabajo como a través de tu propio ejemplo.

Las personas cambiarán cuando quieran cambiar o cuando se vean obligados a cambiar. Permite que las personas sean, y permite que el universo guíe a todos a su propio ritmo.

Cualesquiera que sean tus objetivos, siempre serás más eficaz concentrándote en lo que tú controlas—tu ser y tu entorno directo.

E incluso si el mundo se va a la ruina, permítelo, ya que tu poder siempre está en ti.

Haz que tu credo sea este: Que la mentira venga al mundo, que incluso triunfe. Pero no a través de mí. ― Aleksandr Solzhenitsyn

Dios, concédeme la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, el valor para cambiar las cosas que puedo, y la sabiduría para conocer la diferencia. ― Reinhold Niebuhr

Lección 7: Ámate a ti mismo

Amarte a ti mismo significa ser completo; significa ser feliz contigo mismo.

Amarte a ti mismo significa estar a tu lado; significa nunca darte por vencido.

Amarte a ti mismo significa mejorarte a ti mismo; convertirte en tu mejor versión.

Amarte a ti mismo significa ser capaz de dar y recibir amor.

La persona que no se valora a sí mismo no puede valorar a nada, ni a nadie. ― Ayn Rand

Lección 8: Sé tú mismo

Ser tú mismo significa ser tu ser más puro. Significa estar en alineación con tus pensamientos, palabras y acciones más verdaderos. Significa expresar el conocimiento y el amor de sí mismo.

Si un hombre no sigue el ritmo de sus compañeros, tal vez sea porque escucha a un baterista diferente. Deja que camine con la música que escuche, sin importar como se mida o cuán lejos esté. ― Henry David Thoreau

Sé quién eres y dí lo que sientas, porque a los que les importa no importan, y a los que importan no les importa. ― Bernard M. Baruch

Lección 9: Sé humilde

Ser humilde significa ser enseñable. No significa pensar menos de ti, sino conocerte mejor—ser más sabio. Saber sabiamente que más allá de ti sabes poco y controlas poco.

La humildad es en lo que está basado el crecimiento personal. Es reconocer que siempre habrá espacio para mejorar y que nunca lo sabrás todo.

Las personas que carecen de humildad se creen por encima del aprendizaje y del crecimiento. Como resultado, dejan de mejorar y continúan cometiendo los mismos errores una y otra vez, hasta que la vida les enseña diferente.

Ser humilde es poder aprender de cualquier persona y de cualquier cosa, en cualquier etapa y a cualquier edad.

Un verdadero genio admite que no sabe nada. ― Albert Einstein

Es imprudente estar demasiado seguro de tu propia sabiduría. Es saludable recordar que los más fuertes pueden debilitarse y los más sabios pueden errar. ― Mahatma Gandhi

Lección 10: Sé agradecido

Ser agradecido significa amar a la vida. Es ver lo bueno, lo malo y todo como el mismo Amor Divino; un Amor Divino que está ahí para enseñarnos lo que necesitamos para crecer.

Si te das cuenta, generalmente es con el tiempo que reconocemos lo bueno que fue lo “malo” para nosotros—nos hizo crecer. Si somos agradecidos desde el comienzo por lo “malo”, podemos seguir adelante con nuestras vidas y aprovechar al máximo cada momento.

La gratitud da sentido a nuestro pasado, trae paz para el presente, y crea una visión para el futuro. ― Melody Beattie

Hermanos, no tengan miedo del pecado de los hombres. Ama a tus hermanos incluso en su pecado, porque esa es la presencia del Amor Divino y este es el amor más elevado en la tierra. Ama toda la creación de Dios, toda y cada grano de arena en ella. Ama cada hoja, cada rayo de la luz de Dios. Ama los animales, ama las plantas, ama todo. Si amas todo, percibirás el misterio divino en todas las cosas. Una vez lo percibas, comenzarás a comprenderlo mejor todos los días. Y finalmente amaras al mundo entero con un amor que lo abarca todo. ― Fyodor Dostoevsky

Lección 11: Confía en el universo

Confía en lo desconocido.

Confía en que todo está sucediendo para hacerte mejor, y confía en que podrás superar cualquier obstáculo que la vida te mande. Acepta el cambio, acepta el caos, acéptalo todo. Concéntrate en mejorarte a ti mismo—la única constante.

Escucha al universo.

¿Es esa relación realmente la correcta? ¿Haz notado alguna alerta o señal de que no te conviene? ¿Qué dice tu intuición? ¿Algo no se siente bien con este negocio? ¿Por qué continuas? Confía.

Tu fe en un poder superior como el universo te permitirá superar cualquier obstáculo, tomar las decisiones correctas, y enfrentar la vida sin miedo.

Sin fe en un poder superior, tendrás dificultad superando obstáculos, tomando las decisiones correctas y viendo la gama completa de posibilidades, ya que todo estará nublado por tu entendimiento limitado.

Si un hombre comienza con certezas, terminará en dudas; pero si se contenta con dudas, terminará en certezas. ― Francis Bacon

La fe es la mayor pasión en un ser humano. Muchos en cada generación pueden no llegar tan lejos, pero ninguno va más allá. ― Søren Kierkegaard

La fe ve lo invisible, cree lo increíble y recibe lo imposible. ― Corrie ten Boom

Porque con Dios nada será imposible. ― Lucas 1:37 (RV)

Lección 12: Recuerda que vas a morir

La vida es corta y podría terminar en cualquier momento.

Recordar cuán corta y frágil es realmente tu vida, es una de las mejores maneras de aprovechar al máximo cada momento y estar realmente vivo.

Ante la muerte, solo lo que más importa sobrevive. Todos los obstáculos se transforman en simples pasos y el tiempo se convierte en lo más preciado.

Saber lo corta que es tu vida te permitirá tomar mejores decisiones en el presente y vivir una vida más significativa en cada momento.

No es la muerte lo que un hombre debe temer, sino nunca comenzar a vivir. ― Marco Aurelio

Que cada una de tus acciones, palabras y pensamientos sean de alguien que podría apartarse de esta vida en este momento. ― Marco Aurelio

Lección 13: Dí la verdad

La honestidad naturalmente atrae lo que necesitas y rechaza lo que no te conviene, como las personas y situaciones equivocadas.

Si una persona te rechaza por decir la verdad, es la verdad la que los estará rechazando de tu vida. Si se hubieran quedado hubieran sido exactamente la misma persona que te hubiera hecho daño. Si hubieras mentido, hubieras recibido exactamente lo que te merecías.

La verdad es lo que te ayudará a evitar los errores más grandes en tu vida y también es lo que te dará lo mejor que la vida tiene. Porque la verdad es karma verbal; es hacer contratos con el universo.

Di la verdad y cumple tu palabra y la verdad te dará lo que quieras en la vida.

La honestidad es el primer capítulo en el libro de la sabiduría. ― Thomas Jefferson

Di la verdad por un tiempo suficiente y tu palabra se convertirá en ley universal. ― Dicho Hindú

Lección 14: Sé bondadoso

Ser bondadoso significa dar sin expectativas; dar desde tu corazón.

En contraste, dar con expectativas es engañar; es sacrificar. Y a menudo lleva a resentimientos y venganza, si las expectativas no son cumplidas.

Cuando des, hazlo siempre desde tu corazón.

Ningún acto de bondad, por pequeño que sea, es desperdiciado. ― Esopo

La bondad es un lenguaje que los sordos escuchan y los ciegos ven. ― Mark Twain

Lección 15: Encuentra tu propósito

Propósito significa la razón por la cual algo existe.

Encontrar tu propósito significa descubrir para qué naciste.

Para descubrir para qué naciste, tienes que descubrir qué es lo que amas hacer que te da el mayor significado. Una vez que descubras qué es eso, habrás encontrado tu propósito.

Una vez encuentres tu propósito, podrás organizar tu vida alrededor de ello, desarrollarlo y vivir una vida más significativa.

Por ejemplo, a mí me encanta ayudar a las personas a mejorar sus vidas y eso es lo que me da la experiencia más significativa. Por lo tanto, mi propósito en la vida es ayudar a las personas a mejorar. Así que organizo mi vida para maximizar mi propósito y vivir la mejor versión de mí.

El propósito de la vida es descubrir tu regalo. El trabajo es desarrollarlo. El significado es compartirlo con los demás. ― David Viscott

Obtén TODAS Las 100 Lecciones

GET ALL MY TOP RESOURCES